martes, 17 de septiembre de 2013

Entrada 42. Tras la búsqueda de mentes sanas. Mindsight: El asombroso viaje a la transformación personal a través de la mente

Dan J. Siegel es uno de los expertos mayormente reconocidos en el medio académico estadounidense en la psicología del desarrollo. Actualmente es profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de la UCLA y se ha dedicado a estudiar las relaciones familiares con un énfasis en cómo las experiencias significativas influyen en las emociones, conducta, memoria autobiográfica y la narrativa del individuo.

Respecto a nuestro entorno del movimiento en el siguiente vídeo podréis disfrutar en su conferencia (en inglés) del desarrollo de sus fascinantes aproximaciones a la mente. Nos revela apenas que el 95% de los terapeutas de la salud mental consultados por él no tenían una definición científica de lo que es la mente, del cerebro muchas, pero de la mente ni un solo documento o conferencia.

Dr. Siegel define que la mente es: "Un proceso que regula el flujo y la energía de la información. La mente humana ocurre de dos maneras: en el cuerpo a través del sistema nervioso; la otra en las interrelaciones que tenemos con los demás, con el otro."
De lo que va desarrollando Siegel en su conferencia, hay una exposición de un caso clínico que me conmovió profundamente: una paciente que por un accidente de tráfico recibe un impacto directo sobre su zona del córtex pre-frontal, en la zona límbica del cerebro (responsable de cinco procesos: clasificar los eventos que ocurren, la motivación, diferenciar entre diferentes sistemas de memorización, generar emociones o estados afectivos y por último, las relaciones sociales). 
El caso se devela y puede comenzar a atenderse efectivamente en consulta cuando el paciente de seis años reporta que echaba de menos a su madre. El dr. Siegel estaba tratando al niño como psiquiatra infantil porque el niño se negaba a hablar en la escuela. Siegel no entendía la importancia del accidente de tráfico de la madre hasta que pudo ver un vídeo familiar donde salía ella bailando con el niño en el cumpleaños de su padre, mirándose a los ojos y comunicándose entre ellos a un nivel muy profundo. Él niño le informa que así era su madre antes, ya no más.
Una vez llaman a la madre a la consulta, el dr. Siegel se da cuenta que el niño tenía razón: esta señora se comportaba de una manera completamente diferente, sobre todo en sus relaciones sociales con los demás: un ser humano diferente. Al estar en la consulta el dr. Siegel solo con los padres y preguntar cómo era la vida desde el accidente, ella respondió: "Yo creo que si tuviese que ponerle unas palabras diría que he perdido mi alma."
Ella en efecto podía hablar, caminar, comer, pensar, pero se comportaba de una manera diferente. Su zona pre-frontal estaba afectada (en la cual está parte del córtex y el sistema límbico),  y justamente esta incluye nueve funciones que se relacionan con la salud mental: regulación corporal de corazón, pulmones, etc; comunicación a los ojos con los demás; equilibrar las emociones; calmar el miedo; flexibilidad de respuesta (pausa antes de actuar); viajar en la línea temporal, del pasado, presente y futuro; capacidad de empatía con el otro; octava, capacidad de moralidad y compasión; la novena y última, la intuición.
Dan Siegel puede demostrar hablando, sin moverse, cómo la mente y el cuerpo pueden tener comunicación entre sí. 
En este sentido siempre se habla que el método Pilates es un método para el cuerpo y la mente. 
Los profesionales intentan cada día más demostrarlo a través del movimiento, no del habla. ¿Es importante para ti demostrarlo o que te lo demuestren? ¿Cómo prefieres hacerlo: hablando o moviéndote?