lunes, 1 de diciembre de 2014

Entrada 55. El mundo casteller desde la mirada del mundo del pilates.



4 de 7 amb agulla. Castellers de la Vila de Gràcia. Diada de Santa Eulàlia. Febrero 2015.

El típico espectador en una plaza donde se presentan els castells queda boquiabierto o incrédulo cuando observa cómo va ganando altura la construcción hasta normalmente llegar a los diez metros de altura.
Es importante incursionar en este mundo en catalán, ya que toda la terminología de los aspectos técnicos están en ese idioma y más que ser un tema de separatismo, es asunto de tradición oral. De momento, no conozco una colla castellera que entregue a los novatos un manual de instrucciones. Lo que puedes aprender en los ensayos se transmite oralmente, y ello si te implicas, si te espabilas, si preguntas sin llegar a ser inoportuno al acabar cada castell, y sobre todo haya algo que no te haya quedado del todo claro o de la estructura en general, o de algunas sensaciones en tu cuerpo. También algunas colles hacen entre temporadas, ensayos dedicados a los novatos.
Actualmente estoy en proceso de formación como Practitioner de Programación Neurolingüística, es un curso oficial en España pero perteneciente al ámbito de lo que denominamos formación no reglada. Lo comento para puntualizar que consta de unas noventa horas presenciales; yo lo estoy cursando en una de sus modalidades de un día a la semana, lo que alarga la formación a unos nueve meses.
Desde que participé en mis primeros ensayos en la Colla de Castellers de la Vila de Gràcia a partir del 02 de octubre de 2014 a la fecha, he ensayado unas 51 horas; ello sin contar las actuaciones en plazas (diadas) a veces una por fin de semana, incluyendo la magnífica oportunidad que tuve de asistir al XXV Concurs Casteller del Tarraco Arena Plaça
Todo esto puede resumirse en unas 75 horas presenciales más o menos.
Foto propia (Colla Jove de Xiquets de Tarragona en su diada 3d9 amb folre. Octubre 2014)
Con los doscientos años de historia que tiene a sus espaldas esta tradición, siempre da la sensación de vivir algo muy arcaico, cafre inclusive; esto sobre todo es algo muy viable de sentir desde afuera, como público.
No obstante, cuando comienzas a compartir sudores y esfuerzos en cada castell, una de las principales características como pilatero es ver que la elongación axial de cada uno de los integrantes de la estructura es fundamental en el esfuerzo colectivo: desde la axeneta que suele tener menos de diez años hasta el anciano que colabora siendo carn de pinya, hay cientos de técnicas y posiciones de refuerzo para que ello se mantenga durante el mayor tiempo posible (un castell si no es de gama extra puede durar entre 6 y 9 minutos dependiendo de algunos factores)
Cabe aclarar que escribo esta entrada como pilatero, no como casteller de camisa i faixa negra, que soy. Ahora, si cualquier lector tiene más curiosidad de cualquier detalle quedo por completo a la orden para aclararlo en la medida de mis posibilidades, para empezar lo invitaría a cualquiera de los ensayos.
Se habla mucho dels valors castellers: fuerza, equilibrio, valor y seny, esa palabra talismánica de la cultura catalana.
Sin embargo además de la elongación axial sostenida comentada más arriba: desde la cargada (cuando l'axeneta corona el pom del castell y hace la aleta) hasta la descargada del castell. Que dicho sea de paso puede estar tan compacta la estructura, que en algunas posiciones no hay sitio suficiente para el propio tórax; es decir aquella herramienta pilatera de elongar mediante la respiración se ve bastante inhabilitada. Hay que recurrir a otros recursos.
Foto cortesía Cristina M: axeneta remontando dosos para hacer la aleta en la torre de 3 para luego hacerla en la torre de 2 (Colla Castellers de la Vila de Grácia en su diada 5d8. Noviembre 2014)

La fuerza de gravedad es la mayor fuerza a vencer en una buena estructura castellera, que además de ser viviente y llena de tensegridad (V. Entrada 17) los vectores de fuerza son cambiantes y adaptables dependiendo del momento de la estructura. 
Sería interesante describir posición por posición, que a su vez dependen de acuerdo a la estructura que se presente en plaza de siete, de ocho, de nueve, de diez plantas (amb folre, amb flore i manilles, etc.).
Los vectores son cambiantes en dirección y adaptables (calibrables) en cuanto a aplicación de fuerzas (sostener, empujar progresivamente, etc.). 
A veces hay que usar hasta los dientes.
Un colega le encanta afirmar que si hay que definir el pilates con una sola palabra, lo haría con la palabra "alargar", que traducido en términos técnicos se define como "elongación axial". En uno de los últimos ensayos que me tocó hacer de primeras manos de una torre de 5 (primeras es el que le está sujetando el culo permanentemente al segundo de la torre), lo que más me fascinó es que mi coach castellero (que estaba detrás de mí haciendo de segundas manos) me puntualizaba que un buen primeras manos está al tanto, visualmente, cuando el segundo de la torre está perdiendo elongación axial si se fija en sus rodillas: hiperextendidas, riesgo de caer hacia atrás; muy flexionadas, riesgo de caer hacia adelante. Todo ello mientras estás de puntillas, sujetando la pelvis del segundo y protegiendo tus propias cervicales apoyando tu cabeza sobre tu bíceps y entonces calibrar tus fuerzas (y las de los que tienes atrás de ti apoyándote) según lo que veas en las rodillas del segundo que estás sujetando.
Sería definitivamente interesante crear un curso de pilates para castellers y castelleres