sábado, 13 de octubre de 2012

Entrada 26. Ventajas del equilibrio y control del sistema sensoriomotor



En clases suele ocurrir que debamos hacer la distinción entre tener equilibrio y tener alineamiento en las extremidades para ser más exitosos en la ejecución de algunos movimientos. 
También solemos tener la idea preconcebida que nuestros músculos deben estar fuertes y por ello nos encontraremos mejor.
Hoy abordaremos el tema de los tendones y en especial del órgano tendinoso de Golgi y cómo se relaciona con el equilibrio y el control de nuestro cuerpo.
En una entrada del 27/10/2009, Ricardo Miguel Tortosa nos expone en su blog las lesiones comunes de los tendones que hay tres tipos de terminales en los tendones: corpúsculos de Ruffini (presión), corpúsculos de Paccini (velocidad y presión) y órgano de Golgi (tensión).

Existe un documento más extenso de la Universidad de Chile, que comienza por el tema de que hay dos sentidos fundamentales para cualquier psicomotricidad: el sentido del equilibrio y el sentido kinestésico. En este último hagamos especial énfasis en sus componentes, a saber: 

  • Receptores (Husos neuromusculares, Órganos tendinosos de Golgi y Corpúsculos de Paccini)
  • Vías aferentes
  • Estaciones de relevo 

Todo ellos para llegar al córtex y enviar información al Sistema Nervioso Central.
Para entrar en nuestra área de competencia, lo que más nos interesa saber como alumnos del mundo del movimiento no es el detalle funcionamiento de estos sistemas, sino los resultados de que todo esté funcionando correctamente en cuanto a la coordinación del movimiento, a saber y gracias de nuevo al documento de la Universidad de Chile para mover el cuerpo o alguna extremidad con las siguientes cuatro objetivos:

  1. Eumetría: Que no sobre ni falte distancia según el objetivo deseado al realizar una acción. 
  2. Diadokinesia: Que los músculos antagonistas funcionen alternadamente (flexión/extensión, aducción/abducción)
  3. Eliminar el temblor kinésico tanto al inicio como al final del movimiento.
  4. Integración del movimiento hacia un movimiento funcional, aplicable en la vida real, en el mundo cotidiano.
Nos podríamos dar muy por satisfechos si mediante nuestros entrenos grupales o privados logramos tener un cuerpo equilibrado, coordinado y alineado que sea capaz inconscientemente de lograr esos cuatro objetivos de la psicomotricidad eficiente y exitosa.

¿Continúas preocupado por la fuerza de tus músculos?