martes, 30 de octubre de 2012

Entrada 28. ¿Pilates con máquinas o sin máquinas?

Hay muchas personas en muchos lugares del mundo que acceden al método pilates mediante un libro o un dvd. Es un pilates que normalmente implica el movimiento del cuerpo sin aparatos; a lo sumo accesorios como el fitball, aro mágico, bandas elásticas, rulo de foam, etcétera: es la modalidad conocida como pilates suelo (mat pilates).
El mat pilates se ofrece en polideportivos, gimnasios, domicilios, incluso en parques o espacios abiertos. Suele hacerse en el formato de clases dirigidas con no menos de diez personas por clase. Resulta tan popular porque implica muy bajo presupuesto para los organizadores y ello se traduce en tarifas bastante accesibles para el público.
Existen centros especializados en pilates que cuentan con diferentes apartos: reformer, cadillac, chair, ladder barrel entre otros. El presupuesto es mayor y las tarifas menos accesibles.
En nuestra escuela Polestar Pilates hay un principio del movimiento que puede explicar la diferencia entre ambas modalidades: Alineación de miembros inferiores y superiores con descarga de peso.
Al descargar nuestro peso mediante las extremidades, el movimiento variará dependiendo sobre la superficie que lo hagamos; es lo que conocemos como cadenas cinéticas que pueden ser: cerradas, abiertas y seudocerradas.
El pilates suelo tiende a proponer movimientos en cadenas abiertas y/o cerradas; dependiendo de cómo se usen los accesorios pueden conseguirse movimientos en cadenas pseudocerradas.
Por su parte el pilates studio puede combinar todas las cadenas cinéticas y tiene un extenso repertorio de movimientos en cadena seudocerrada, ya que tiene superficies que son móviles: el pedal de la chair, las asas o la plataforma del reformer, la barra de torre o los muelles del cadillac, etc. Justamente el puente de transición entre el ambiente de cadena abierta y el de cadena cerrada es el de estas superficies para nuestras extremidades que tienen movimientos acotados por muelles, cuerdas, etc.
Está demostrado científicamente que los ambientes de cadenas cerradas son ideales para las fases iniciales de un programa de entrenamiento, ya que permite una cocontracción de las articulaciones facilitada, lo cual estimula los mecanorreceptores (ver Entrada 26 acerca de los husos musculares y órgano tendinoso de Golgi) y a mayor estimulación de los mecanorreceptores, mayor propiocepción, mayor consciencia de la posición y movimiento de nuestro cuerpo en el tiempo y en el espacio.
Posteriormente, en ese mismo programa, los movimientos en cadena seudocerrada harían la transición hacia la última fase: los movimientos en cadena abierta, donde el cuerpo no tendrá facilitada la cocontracción de las articulaciones y por lo tanto muy probablemente tendrá menos propiocepción.
Tampoco debemos creer que toda una clase se hará en una sola cadena cinética, pero el alumno debe saber que un buen profesional de pilates, prepara sus clases dirigidas o privadas teniendo en cuenta estos factores y de hecho combinará todas las cadenas cinéticas durante los 55 minutos de la sesión. Eso se notará mucho en el resultado final de la clase por la calidad de movimientos ejecutados y la precisión de los mismos.
Aparte de la influencia del presupuesto de un centro para tener o no tener máquinas, también influye el presupuesto que tenga el instructor para tener o no tener esta información y hacer uso de ella cotidianamente. Eso también se nota.